Motivaciónblog
Compartir →

A pesar de los múltiples beneficios que aporta la práctica de ejercicio físico, todavía es escaso el número de personas que la integran dentro de su estilo de vida. Uno de los aspectos más importantes para el buen desempeño en determinada actividad es la motivación, ya que funciona como factor regulador de la energía y la emoción empleada para cumplir un objetivo (Valdés, 1996).

Una de las áreas más investigadas dentro de la psicología del deporte y el ejercicio físico es el referente a los principales motivos y razones por las cuales las personas se inician en el deporte y permanecen en él o, por el contrario, abandonan la práctica deportiva. La adherencia al ejercicio disminuye con la edad y un tercio de la población de adultos reporta no tener una rutina de ejercicio regular (Smith y Storant, 1997). Además, los principales motivos para participar suelen ser directamente los relacionados con la salud (Rosich, 2005; Weinberg y cols., 2000), por ejemplo para reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo (Smith y Storant 1997).

Respecto a las diferencias de género, las mujeres suelen tener metas de control de peso y mejorar su apariencia. Por otro lado, los hombres le dan mayor importancia a la orientación al logro, al estatus (Gould y cols., 1985), a la competición (Rosich, 2005; Weinberg y cols., 2000), a la liberación de energía (Weinberg y cols., 2000) y tienen metas más orientadas al ego (Longhurst y Spink, 1987).

Cada persona acude a los gimnasios por algún tipo de motivación, no obstante ésta puede ser una motivación más autodeterminada (p. ej. “practico ejercicio por el placer y disfrute que me aporta”) o menos autodeterminada (p. ej. “practico ejercicio porque me obligan o me siento mal si no hago”). Lo ideal sería conseguir que las personas que realicen ejercicio sea mediante una motivación más autodeterminada, ya que con ello se logrará aumentar el compromiso y la adherencia al deporte. Existen diversas herramientas que pueden ayudar al entrenador a conocer qué tipo de motivación está presente principalmente en un cliente, lo que puede aportar información muy valiosa para saber cómo y cuándo ha de trabajarse también la motivación de forma específica y consciente en un programa de ejercicio físico con el fin de aumentar la adherencia de dicho cliente. Tenemos a nuestro alcance cuestionarios que son específicos de la práctica (para clases de educación física, para sesiones de ejercicio físico, para deportes, etc) y nos ayudan a conocer de una forma cuantitativa qué tipo de motivación es la que predomina en una persona o un grupo. Esto puede ser esencial para establecer medidas y estrategias motivacionales a adoptar durante el desarrollo de las sesiones y aumentar así la motivación intrínseca (más autodeterminada) así como la adherencia y tiempo de práctica.

De forma práctica, para aumentar la motivación de vuestros clientes existen diversas estrategias que los profesionales del ejercicio pueden practicar en sus sesiones o clases de forma sencilla. A continuación os mostramos algunas de ellas:

Proporcionar feedback positivo. Realizar expresiones del tipo “Esa posición es correcta para realizar el giro”, evitando expresiones como “Esos brazos están mal colocados para realizar el giro”.
Orientar a la tarea. Motivar con expresiones como “Olvídate cómo lo hacen los demás, céntrate en mejorar tu propio ejercicio”, en lugar de expresiones del tipo “no me importa cómo lo hagas, pero quiero que el ejercicio sea perfecto”.
Establecer objetivos de dificultad moderada. el establecimiento de objetivos realistas puede ayudar a prolongar el tiempo de práctica, así como consolidar las intenciones de ser físicamente activos.
Dar posibilidades de elección en las actividades. Dejar que los clientes elijan materiales o proponer varias actividades a desarrollar con un mismo objetivo y que ellos sean los que elijan lo que desean realizar.
Explicar el propósito de la actividad. Es interesante que los participantes sepan en todo momento por qué se realiza algo y para qué sirve, ya que esto va a aumentar el interés y la participación, además de fomentar la autonomía.
Fomentar las relaciones sociales. Fomentar la participación, cohesión grupal, mantener buena relación con el monitor o implicar al grupo para la toma de decisiones serán buenas estrategias.
Concienciar de que la habilidad es mejorable a través del esfuerzo y del aprendizaje.
Diseñar actividades basadas en la variedad. Presentar actividades novedosas, realizar programas de entrenamiento nuevos cada cierto tiempo, etc.
Tener en cuenta la opinión del cliente. Nos servirá para realizar modificaciones en nuestras futuras intervenciones y para la mayor satisfacción del cliente.
Variar las agrupaciones. Durante tareas donde hayan grupos, realizar cambios de parejas y de componentes para favorecer las relaciones sociales.
Evaluar en función del progreso personal. Evitar realizar evaluaciones comparativas con otras personas, la mejora debe ser siempre individual.
Generar buen ambiente de práctica. Es importante crear un ambiente donde el que practica perciba que se le están dando opciones y alternativas. Es imprescindible que perciban que sus técnicos están disponibles, que pasan el tiempo escuchándoles.
Tener una buena comunicación. Es deseable que entre el monitor y el cliente haya una adecuada comunicación para que así se alcancen los resultados deseados.

REFERENCIAS

Moreno Murcia, J. A., Cervelló Gimeno, E., & González-Cutre Coll, D. (2007). Analizando la motivación en el deporte: un estudio a través de la teoría de la autodeterminación. Apuntes de Psicología, 25(1), 35-51.

Azofeifa, E. G. (2006). Motivos de participación y satisfacción en la actividad física, el ejercicio físico y el deporte. Movimiento Humano y Salud, 3(1).

Moreno Murcia, J. A., & Camacho, A. M. (2006). Importancia de la Teoría de la Autodeterminación en la práctica físico-deportiva: Fundamentos e implicaciones prácticas. Cuadernos de Psicología del Deporte, 6(2), 39-54

Javier Alonso Álvarez
Técnico Superior FEDA en Fitness y Entrenamiento Personal
Doctorando en Ciencias del Ejercicio (Biomecánica y Salud)
Especialidad en Ejercicio Físico Para la Salud

No hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

4 × 5 =